La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales, que son cavidades llenas de aire dentro de los huesos del cráneo que se conectan a la cavidad nasal a través de pequeños orificios. Esta condición puede ser aguda o crónica y puede estar asociada con infecciones virales, bacterianas u otros factores irritantes.

Síntomas

Los síntomas comunes de la sinusitis incluyen congestión nasal, secreción nasal espesa, dolor facial o de cabeza, presión sinusal, tos, fatiga, pérdida de olfato y fiebre en casos agudos.

Clasificación

La sinusitis se clasifica en aguda cuando dura menos de 4 semanas, subaguda cuando dura entre 4 y 12 semanas, y crónica cuando persiste más de 12 semanas.

Fisiopatología

La sinusitis puede ser causada por infecciones virales, bacterianas o fúngicas, así como por alergias, irritantes ambientales, cambios de altitud, o anomalías estructurales nasales que obstruyen los senos paranasales. La inflamación resultante causa hinchazón de las membranas mucosas que recubren los senos paranasales, lo que lleva a una acumulación de moco y obstrucción de los orificios de drenaje.

Diagnóstico

El diagnóstico de sinusitis se realiza principalmente mediante la evaluación de los síntomas y un examen físico por parte de un médico. En algunos casos, pueden realizarse pruebas adicionales, como endoscopias nasales, tomografías computarizadas (TC) o cultivos de secreciones sinusales, para determinar la causa subyacente de la inflamación.

Complicaciones Médicas

Las complicaciones de la sinusitis pueden incluir infecciones secundarias más graves, como la sinusitis bacteriana aguda, celulitis periorbitaria (infección alrededor del ojo), meningitis, absceso cerebral o incluso osteomielitis (infección del hueso).

Tratamiento

El tratamiento de la sinusitis aguda suele incluir reposo, analgésicos para aliviar el dolor y la fiebre, descongestionantes nasales, aerosoles nasales de corticosteroides y, en algunos casos, antibióticos si hay evidencia de una infección bacteriana. Para la sinusitis crónica, el tratamiento puede ser más prolongado y puede incluir medicamentos para controlar la inflamación, irrigación nasal con soluciones salinas, corticosteroides orales o inyectables, y en algunos casos cirugía para corregir problemas estructurales.

Prevención

La prevención de la sinusitis implica evitar los factores desencadenantes conocidos, como alérgenos o irritantes ambientales, mantener una buena higiene nasal, evitar el tabaquismo y tratar adecuadamente las infecciones respiratorias superiores para prevenir su progresión a una sinusitis. Además, el tratamiento adecuado de las alergias y el control de los síntomas nasales pueden ayudar a prevenir episodios recurrentes de sinusitis.

Categorías: Todo los temas

Jhonathan Lucumi Cardenas

Jhonathan Lucumi Cardenas

Creador de contenido en salud | Tecnólogo en Atención Prehospitalaria - Facultad de salud - Universidad del Valle | Más de 4 años de experiencia en manejo de emergencias y urgencias médicas en el campo prehospitalario en Colombia. « La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica » Aristóteles.