La hipoglucemia es una condición caracterizada por niveles anormalmente bajos de glucosa en sangre, generalmente por debajo de 70 mg/dL (3.9 mmol/L). Es un trastorno común, especialmente entre las personas que padecen diabetes, pero también puede ocurrir en individuos no diabéticos.

Síntomas

Los síntomas de la hipoglucemia pueden variar en severidad y pueden incluir temblores, sudoración, palpitaciones, hambre intensa, irritabilidad, confusión, mareos, visión borrosa, debilidad, y en casos graves, convulsiones, pérdida de conciencia e incluso coma.

Clasificación

La hipoglucemia se clasifica en dos categorías principales:

La hipoglucemia reactiva ocurre después de comer, generalmente dentro de las 4 horas posteriores a una comida, y puede ser resultado de la liberación excesiva de insulina.

La hipoglucemia en ayunas, por otro lado, ocurre cuando una persona no ha comido durante un período prolongado, lo que resulta en una falta de glucosa en el torrente sanguíneo.

Fisiopatología

La fisiopatología de la hipoglucemia involucra una disminución de la glucosa en sangre por debajo de los niveles normales, lo que puede deberse a una variedad de factores, incluida la producción excesiva de insulina, la falta de ingesta de alimentos, el exceso de actividad física o el uso de ciertos medicamentos.

Diagnóstico

El diagnóstico de la hipoglucemia se realiza mediante pruebas de laboratorio que miden los niveles de glucosa en sangre. Además, el médico puede evaluar los síntomas del paciente y su historial clínico para determinar la causa subyacente de la hipoglucemia.

Complicaciones

Las complicaciones médicas de la hipoglucemia pueden incluir

  • Daño cerebral irreversible en casos graves y no tratados,
  • Convulsiones,
  • Pérdida de conciencia,
  • Coma e incluso la muerte en casos extremos.

Tratamiento

El tratamiento de la hipoglucemia generalmente implica elevar rápidamente los niveles de glucosa en sangre. Esto puede lograrse consumiendo alimentos o bebidas que contengan carbohidratos simples, como jugo de frutas, tabletas de glucosa o caramelos. En casos graves, puede ser necesario el tratamiento con inyecciones de glucagón o glucosa intravenosa administrada por personal médico.

Prevención                               

La prevención de la hipoglucemia implica mantener un control cuidadoso de los niveles de glucosa en sangre, siguiendo un plan de alimentación saludable, administrando medicamentos para la diabetes según las indicaciones médicas, evitando largos períodos de ayuno y monitoreando regularmente los niveles de glucosa en sangre. Además, es importante comunicarse con un médico si se experimentan síntomas de hipoglucemia con frecuencia para determinar la causa subyacente y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

Categorías: Todo los temas

Jhonathan Lucumi Cardenas

Jhonathan Lucumi Cardenas

Creador de contenido en salud | Tecnólogo en Atención Prehospitalaria - Facultad de salud - Universidad del Valle | Más de 4 años de experiencia en manejo de emergencias y urgencias médicas en el campo prehospitalario en Colombia. « La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica » Aristóteles.